Inicio
Arenas
La comarca
Rincón del lector
Varios
 
Arquitectura popular

En esta breve referencia a la arquitectura popular en nuestro pueblo, hablaremos también de las construcciones del campo. En Arenas la casa tradicional está desapareciendo, en cuanto a la forma de construir el edificio, la distribución y los materiales empleados. Desde aquí queremos hacer una llamada de atención para intentar que se conserve lo poco que nos queda.

La vivienda popular manchega surge en torno a las actividades agropecuarias y está condicionada por el clima seco de la Meseta y por los materiales disponibles. Consta de dos partes: la destinada a vivienda y la utilizada para los animales y el trabajo del campo. Lo habitual es que la parte destinada a vivienda dé a una calle principal y de ahí se acceda a un patio interior punto central de distribución de las diferentes estancias en estas construcciones. Desde este patio se entra al corral, de mayores dimensiones, que suele tener diferentes dependencias para almacenamiento de productos del campo, aperos de labranza, gallinero, gorrineras y cuadra. Este corral dispone de entrada independiente a través de las portadas, ubicadas en la línea de fechada o bien por la calle trasera. En la construcción de la casa se emplea el muro de tapial, con cimientos de mampostería, en piedra caliza. El encaramado se hace con viga de madera. La cubierta, generalmente a dos aguas, se realiza con teja curva o árabe de barro cocido. Originariamente el suelo de la entrada a la casa y el patio suele estar empredado y el resto de las estancias se dejaban con la tierra apisonada. Posteriormente se cubre con cemento, baldosas, bien de barro cocido, terrazo, etc.
Las paredes están recubiertas de yeso y encaladas de blanco. En las fachadas el rodapié se pinta con el típico color azulón o añil. El yeso tiene como función alisar y afianzar el tapial, y la cal desinfectar y reflejar el calor.
La casa suele completarse con pozo, cueva para alimentos y almacén, cámara en altura para los alimentos no perecederos, gavillera, etc y algunas casas, incluso tienen bodega.

Miguel Fisac, arquitecto daimieleño, en su publicación Arquitectura popular Manchega, 1985, define el tapial:"El tapial es tierra apisonada. Se obtiene compactando, a golpe de pisón de madera, tierra mojada -ligeramente arcillosa, o con alguna sustancia aglutinante: paja, estiércol, yesones, etc.- entre dos tableros verticales de madera separados unos cincuenta centímetros. Esta pieza paralelepipédica, de un tamaño adecuado para que los tableros de su encofrado sean manejables, es la que condiciona toda la edificación en planta rectangular. El espesor y la compacidad le proporcionan un gran aislamiento térmico y suficiente resistencia para soportar los esfuerzos a compresión que le transmite la cubierta. Cubierta formada por unas formas triangulares de madera, de escuadrías ligeras, con correas y parecillos también de madera escuadrada."

Las casas de campo o casas de labor

Relacionadas con las actividades agrícolas, se van a construir diferentes tipos de casas o quinterías según si es regadío (huerta) o secano (vid, cereales) y si está distante o no al municipio.

 

Para construirlas se utilizan los mismos materiales que en las viviendas urbanas. Se emplea el muro de tapial, el cimiento en piedra caliza, cubierta de teja a dos aguas y encaladas con el zócalo añil. La mayoría de estas construcciones se abandonaron por la desaparición de las huertas alrededor del pueblo, además con la generalización de los vehículos a motor se han "acortado" las distancias y han desaparecido las mulas y burros de nuestro campo en favor de coches y tractores.

Las casas de campo más cercanas al pueblo, relacionas con la huerta, son casillas rodeadas de árboles que disponían de pozo con noria y alberca. El pozo es de escasa profundidad y de forma ovalada. La noria está compuesta por dos grandes ruedas, una horizontal movida por una palanca de la que tira el borrico o la mula, y otra vertical que engrana con la primera y lleva los cangilones. Estos a través de un canalillo vierten el agua a la alberca que es rectangular o redonda y que está a la altura del terreno.


Las casas más alejadas se construyen para que los labradores no tuvieran que regresar al pueblo todas las noches, se utilizaba durante varios días para realizar las tareas agrícolas. La planta es de forma rectangular y se distinguen dos zonas bien diferenciadas, una para las mulas y otra para los labradores. Dispone de una puerta de entrada, generalmente orientada al mediodía y un tragaluz en la parte superior del hastial de la zona de la cuadra. Ambos sirven para mantener aireada la estancia y conseguir mantener una temperatura estable todo el año.
En la zona de la cuadra habitualmente hay 2 pesebres, aunque pueden ser más, construidos de obra, perpendiculares al eje de la casa o adosados a la pared y con estacas clavadas en la pared para colgar los arreos de las yuntas. También hay un rincón para la paja.



La casa dispone de una chimenea con poyos a los lados para sentarse y para dormir. El fuego está a un palmo de altura del suelo y sobre él se levanta una campana a unos dos metros con unos huecos a los lados, los vasares. Los utensilios imprescindibles son la sartén y trébedes para cocinar, tenazas, badil, candil, mortero, serijos...

Caseríos

En las grandes fincas que hay en los alrededores de Arenas se sitúan los caseríos que son una agrupación de edificaciones para los diferentes usos: vivienda, palomar, cuadras, almacenes, apriscos, etc.

Silos

Son de estructura muy parecida a la casilla anteriormente expuesta pero excavado bajo tierra, aprovechando alguna pequeña inclinación del terreno. En Arenas disponemos de un buen ejemplo en la finca del Silo, en el paraje la Peñuela y en el otro lado del río hay varios que aún se utilizan.

Molinos

En Arenas existió un molino de agua aprovechando el curso del Río Gigüela, para ello se construyó un caz artificial. Se construyó alrededor de 1565 y se cita en las Relaciones de los Pueblos de España ordenadas por Felipe II: “está en la ribera de dicho río un molino de cinco ruedas estarán a un tiro de ballesta de desta villa a la parte de cierzo...” Para hacerse una idea de cómo sería este molino se puede visitar el recientemente restaurado a la entrada de las Tablas de Daimiel.

Bombos

Son construcciones de planta circular, se realizan con losas de piedra caliza, unas sobre otras y sin ningún tipo de argamasa que las una. La cubierta es una falsa cúpula. Son unas construcciones que se dan más en la zona de Tomelloso, en Arenas tenemos uno en Madara.
De lejos se confunden con los majanos que son amontonamientos de piedras, de forma troncocónica, que se hacen en las parcelas para eliminarlas de los cultivos.

 

 

 

Entrada principal de la Iglesia Ntra. Sra. de las Angustias.
Galería de imágenes -
Todo tipo de imágenes de Arenas enviadas por los visitantes.
Ferias y fiestas-
Los pregones, damas y reinas, espectáculos, concursos y mucho más.
 

arriba

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


arriba

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


arriba

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


arriba

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


arriba